Un espacio de reflexión y crecimiento personal

Cuando la neblina quiere frenarte


El 4 de Julio de 1952, Florence Chadwick de 34 años entró al Océano Pacífico de la Isla Catalina, California, con la determinación en ser la primera mujer en nadar hasta llegar a la costa del estado de California, una distancia de 42 km. Ella ya había sido la primera mujer que cruzó nadando el Canal de la Mancha (Inglaterra-Francia) en ambos sentidos. Ese día el tiempo estaba nublado y frío, con mucha neblina. Después de nadar 15 horas, casi ni podía ver los botes que la acompañaban, incluyendo a su madre. Al estar agotada y solo viendo la neblina, pidió salir del agua, aunque su madre le dijo que tan solo faltaba menos de un kilómetro.

Florence luego dijo: “Todo lo que podía ver era la niebla . . . Creo que si hubiera podido ver la costa, lo hubiera logrado”. La neblina la desalentó esa única vez. Dos meses luego retomó el cruce a nado y aun con neblina, llegó al otro lado.

Esta historia nos muestra que muchas veces la “neblina” en nuestras vidas nos impide ver lo cerca que estamos de nuestros objetivos. La niebla puede ser cansancio, el mundo en pandemia, problemas económicos y familiares, enfermedades y cuantas cosas más.

Muchas de nuestras batallas se logran por la persistencia y una mente enfocada en llegar al otro lado. Por eso, no dejes de persistir y seguir luchando aunque pareciera que no hay un futuro prometedor. Convierte a tus neblinas en oportunidades y desafíos. ¡No te rindas! Ajusta tus prioridades, toma decisiones sabias, ordena tu vida, cuida tu salud… ¡pero no abandones! La costa está más cerca de lo que crees si tan solo sigues nadando.

Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic