Un espacio de reflexión y crecimiento personal

Memento Mori


Memento Mori significa en latín: “recuerda que morirás”. La historia enseña que cuando los conquistadores romanos volvían victoriosos de la guerra recorrían las calles en una gran carroza antes las multitudes que los aplaudían y festejaban. Pero acompañando al conquistador había un esclavo que le susurraba por detrás “memento mori”, recordándole que aun ante el éxito y la fama debía recordar con humildad su propia vida y que todo puede terminar.

“Preparemos nuestras mentes como si hubiéramos llegado al mismo fin de la vida. No posterguemos nada. Hagamos un balance diario de los libros de la vida….” Reflexionó el filósofo Séneca, el filósofo romano. Marco Aurelio, emperador romano, se dijo, “Puedes dejar la vida ya mismo. Deja que eso determine lo que haces y dices y piensas.”

El Salmo 89:47-48 (NTV) dice: “Recuerda lo breve que es mi vida, ¡qué vacía e inútil es la existencia humana! Nadie puede vivir para siempre; todos morirán; nadie puede escapar del poder de la tumba.” Que esta cruda realidad no nos lleve a la preocupación ni al temor, sino que nos lleve a ser más reflexivos, más atentos y a valorar cada momento de vida.

Memento mori nos recuerda mantener las prioridades en orden, y caminar cada día como si fuera el último: pensando que cada día es un regalo de Dios y que debemos aprovechar el tiempo para ser útiles y atentos ante cada oportunidad que tenemos. Memento mori nos invita a no desperdiciar el tiempo, a no descuidar el afecto y el cuidado de quienes amamos, y de vivir cada día con intensidad e intención.

Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

Desde La Argentina

Evelyn Saint​© 2015

Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now