Un espacio de reflexión y crecimiento personal

Florence Nightingale: la dama de la lámpara


Florence Nightingale fue una mujer fuera de serie que impactó su mundo (1820-1910). Nació en la ciudad de Florencia (Italia), y así la llamaron, pero volvió a su Inglaterra donde creció en una casa de campo, en una familia próspera, destacándose en matemáticas y ciencia. De pequeña no estaba interesada en la vida social ni en casarse ni en una vida cómoda. Florence se destacaba en matemáticas y ciencia, los cuales le sirvieron en su futuro.

Para 1844 decidió ser enfermera, y sus padres no lo aceptaron, debido que no era un oficio adecuado para una mujer de su clase en ese tiempo. Florence comenzó visitando hospitales en diferentes ciudades, hasta que finalmente su padre le aprobó sus estudios en Alemania. A su regreso, obtuvo trabajo en un hospital de mujeres en Londres.

En 1853 comenzó la Guerra de Crimea, entre el imperio ruso y Gran Bretaña y Francia. La guerra fue una masacre y un desastre en cuanto a las horribles condiciones de los hospitales del ejército británico. Florence fue enviada junto a 38 enfermeras al hospital militar en Scutari, Turquía, siendo la primera vez que mujeres pudieron servir oficialmente en el ejército. Estas enfermeras comenzaron a realizar grandes cambios en la higiene y la alimentación de los soldados. Una foto de Florence sosteniendo en alto una lámpara en este lugar llegó a los medios, y fue conocida como “la dama de la lámpara”. Su trabajo levantó el nivel de la atención médica, debido a que la gran mayoría de las muertes no eran por heridas de batalla, sino por enfermedades que se hubieran prevenido con mejor higiene. Al terminar la guerra, la Reina Victoria respaldó sus actividades, nombrando una comisión para la salud del ejército. En 1860 Florence fundó una escuela de enfermería con su nombre.

Su madre llegó a decir de Florence: “Somos patos que produjimos un cisne salvaje.” Pero un escritor la refutó diciendo: “No fue un cisne lo que produjeron, sino…. un águila.”

La historia de Florence Nightingale, como mujer, testaruda, luchadora y brillante enfocada en marcar una mejora en la salud de una nación, es un ejemplo para nosotros. Florence cambió el rol de la mujer frente a la salud y mejoró la atención hospitalaria de toda una nación.

Donde estemos, con los recursos que tenemos, con nuestra influencia, podemos levantar el nivel de nuestra comunidad, de nuestro entorno. Podemos levantar la lámpara del bien y de la solidaridad. Como también volar como águilas. Hagamos nuestra parte.


Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

Desde La Argentina

Evelyn Saint​© 2015

Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now