Un espacio de reflexión y crecimiento personal

Lecciones de Mandela y Frankl


Dos hombres extraordinarios superaron increíbles desafíos.

Nelson Mandela fue un luchador incansable el contra del apartheid , el sistema de segregación racial, fue injustamente puesto en prisión en 1962 en Sudáfrica, enviado a la isla Robben, una abandonada colonia para leprosos, donde pasó 27 años en una celda, trabajando bajo condiciones infrahumanas. Esos años Mandela aprovechó para capacitarse y seguir soñando. Fue liberado en 1990, en 1994 fue votado Presidente a los 75 años, y terminó recibiendo el Premio Nobel de la Paz. Él dijo: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.”

Viktor Frankl fue un sobreviviente austríaco del holocausto, viviendo tortura, hambre y separado violentamente de su familia, la cual pereció en los campos de concentración. Él sobrevivió cuatro campos de concentración, y allí definió que ejercitaría la libertad más importante que tenía, la libertad de controlar su vida interior, aun frente a situaciones horrendas. Él dijo, “Cuando ya no podemos cambiar una situación, estamos desafiados a cambiar nosotros mismos.” Al ser liberado, continuó el resto de su vida dedicado como filósofo, y médico psiquiatra.

Estos tiempos de pandemia son un desafío para toda la humanidad, y hay mucho sobre lo cual no tenemos ningún control. Pero esto se puede convertir en buscar nuestra opción frente a eventos desafiantes como hoy. Lo que nos enseñan estos dos hombres que nuestra (buena o mala) reacción a estos desafíos es lo que causa la mayoría de nuestro sufrimiento.

Es como la historia de las dos flechas. La primera flecha es la que produce dolor, pero la segunda flecha es cómo reaccionamos frente al dolor. La primera flecha es lo que nos ocurrió: En los tiempos de aislamiento social las familias han sido probadas al límite, producto de una convivencia permanente, la pérdida de economía, problemas de salud, el trato con los hijos, etc..… En la “segunda flecha” podemos elegir llenarnos de ansiedad y temores, y ante una situación ya difícil, la hacemos mucho más difícil; por otro lado podemos elegir la mejor reacción, así como Mandela y Frankl lo hicieron. ¿Cuál es la reacción más saludable que elegiremos?

Mandela y Frankl se negaron a permitir que las circunstancias externas controlaran sus actitudes y acciones. Se enfocaron en lo que sí podían controlar, sus propias vidas. Frankl llegó a decir que entre el estímulo y la respuesta, hay un espacio. Es ese espacio que está en nuestro poder para elegir la respuesta. Dijo: “En nuestra respuesta se encuentra nuestro crecimiento y nuestra libertad.”

Y recordemos por último las palabras de Mandela: “Todos debemos preguntarnos: ¿he hecho todo lo que está a mi alcance para lograr una paz y una prosperidad perdurables en mi ciudad y mi país?”

Siempre tenemos la opción de mejorar nuestras vidas y la de los demás. De elegir la mejor actitud frente a lo que vivimos.

Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

Desde La Argentina

Evelyn Saint​© 2015

Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now