Lecciones para un perfeccionista

16/07/2018

 

¿Quieres descubrir si eres perfeccionista?

 

Puedes hacerte las siguientes preguntas y evaluar en cuántas preguntas contestas afirmativamente: cuantos más “sí” contestas será motivo de pensar que seas perfeccionista.

 

a) ¿Vives pensando en el orden y en el control de las cosas? ¿Qué todo esté en su lugar, que los horarios se cumplan a rajatabla, que todo se haga conforme a tus directivas? ¿Eres poco flexible respecto a los cambios e imprevistos que surgen en tu vida diaria?

b)  ¿Vives pensando que no eres suficientemente bueno para los demás? ¿Piensas que los esfuerzos que haces nunca alcanzan a las expectativas de los demás? (Un dato: Pareciera que los perfeccionistas eligen casarse con criticones, cosa que agrava más ambos extremos...)

c) ¿Esperas aprobación de parte de los demás por todo el esfuerzo que haces por agradarles? ¿Vives con la sensación que la gente no te agradece suficientemente lo que eres y haces?

d) ¿Eres una persona más bien legalista y aferrada a tus horarios y afirmaciones? (Ej. Nunca salgo de noche después de las 10. Nunca dejo un compromiso aun ante la visita de un ser querido. Nunca dejas de visitar a tu madre todos los domingos.) ¿Eres poco flexible en cuanto a interrupciones?

e) ¿Tienes mucho enojo en tu vida debido a que las cosas no salen como quisieras? ¿Tienes resentimiento con tus hijos, por ej., por desordenar su habitación, o resentimiento con tu marido, por ej, porque no pintó la casa a tiempo para las visitas? ¿Te enojas cuando te visitan sin avisarte? ¿Te irrita cuando no puedes controlar el tiempo y el resultado de las cosas?

f) Cuando una persona cercana te opina respecto a estas actitudes perfeccionistas, ¿las niegas y te defiendes, explicando lo muy ocupado que estás y lo difícil que es mantener todas las cosas a flote?

 

Recuerda: una persona con actitudes perfeccionistas sufrirá mucho dolor emocional por varias razones:

** Porque la vida tiene su lado espontáneo e imprevisible.

** Porque las personas no son controlables ni manejables (ni debieran serlo)

** Porque la vida es mucho más que orden y rigidez.

** Porque perderás grandes oportunidades de servir a Dios y a los demás...con alegría.

**Porque tu vida emocional y espiritual se resentirá por tanta exigencia

** Porque criarás a tus hijos con sentimientos de represión y agobio

**Tu matrimonio y los que te rodean se sentirán cuestionados y exigidos, y tomarán distancia de ti.

** Porque a pesar de ser tan exigente contigo mismo, no sabrás recibir amor, ni siquiera cuando te lo expresan.

** Porque en tu corazón seguirás enojado y amargado a pesar de todos tus esfuerzos.

 

Suelta tanta exigencia sobre los demás, y suelta tanta exigencia sobre tu propia vida. Sí, claro, cumple con tus tareas y responsabilidades, pero hazlo de manera alegre, desprendida. Recuerda que no cambias a nadie, tan solo eres responsable de tu propia vida. Disfruta más, toma tiempo para caminar, leer, estar con la familia (pero no para regañar ni exigir). Y recuerda, tu valor es mucho más que tu eficiencia y tu tarea.

 

Tu vida necesita más tranquilidad, menos demanda, y más disfrute.

 

 

 

 

 

 

 

** Porque pondrás distancia con los tuyos y los más cercanos.

Please reload

Posts Destacados

¿Qué es el éxito? Parte I

27/06/2015

1/2
Please reload

Posts Recientes

17/07/2019

Please reload

Buscar por etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

Desde La Argentina

Evelyn Saint​© 2015

Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now